LOADING CLOSE

Entrenamiento de fuerza – Parte 1

Entrenamiento de fuerza – Parte 1

La mayoría de las veces ya sea por falta de tiempo, o bien por puro desconocimiento, obviamos algo tan importante como es el entrenamiento de fuerza. Pensamos que para mejorar corriendo nos basta con salir únicamente a correr. Pues bien, nada más lejos de la realidad. Si quieres mejorar corriendo debes trabajar la fuerza, así como otros aspectos. En este artículo vamos a centrarnos únicamente en el entrenamiento de fuerza.

¿Por qué un corredor debe trabajar la fuerza?

Basicamente, y sin entrar en mucho detalle, encontramos las siguientes razones:

  1. Incrementaremos nuestra masa muscular.
  2. Mejoras a nivel postural y del equilibrio.
  3. Controlaremos el peso y perderemos grasa.
  4. Reduciremos el riesgo de lesiones.
  5. Prolongaremos por lo tanto nuestra vida deportiva y en consecuencia nuestra salud general.

¿Qué tipo de fuerza debe trabajar un corredor?

Podemos distinguir, entre otros, los siguientes tipos de fuerza:

  • La fuerza resistencia.
  • La fuerza máxima.
  • La fuerza hipertrofia.
  • La fuerza explosiva.

 

El corredor debe tratar de ser lo más completo posible. Dependiendo del tipo de corredor que seamos, se verá implicado un tipo de fuerza u otro. Además, el tipo de fuerza a entrenar también depende de los objetivos del corredor y, entre otras cosas, del momento de la temporada en el que nos encontremos.
Un corredor de fondo debería incidir en un trabajo de fuerza- resistencia por lo menos en casi todo el periodo de entrenamiento.

¿Quieres conocer más acerca del entrenamiento funcional?

Continúa leyendo la segunda parte de entrenamientos de fuerza